Fanficker's | Amor Más Allá De La Pantalla
Fanficker's
Porque tú haces la historia
logo
Índice de capítulos
    Fanfic:

    Amor Más Allá De La Pantalla

  • Título del capítulo: Identidad descubierta
  • Fecha de publicación: 03/04/2018
  • Lecturas: 137
    Ver reviews.


  • Notas iniciales:
    Corazón de Melón y sus personajes no me pertenecen; créditos a sus respectivos dueños.
    La trama es de mi autoría.



  • [Silencedraw se ha conectado ]

     

    [rockstarmode: ¡Hola!]

     

    [silencedraw: Hola, lamento haberte hecho esperar. Hoy no estaré mucho tiempo conectado.]

     

    [rockstarmode: ¿Por qué? ¿Estás bien?]

     

    [silencedraw: Creo que estoy bien. Esto es realmente difícil para mí, pero vine a despedirme.]

     

    [rockstarmode: ¿Qué? ¿Por qué? ¿Qué sucedió?]

     

    [silencedraw: Es algo complicado de explicar. Sólo diré que ya no puedo seguir conversando contigo.]

     

    [rockstarmode: Pero, ¿por qué? ¿Es algo que dije? ¿Te he ofendido?]

     

    [silencedraw: ¡Claro que no! ¡Has sido muy bueno conmigo!]

     

    [rockstarmode: ¿Entonces? Me gustas, y no quiero dejar de conversar contigo ni un solo día.]

     

    [silencedraw: ¿Te gusto? ¿Lo dices en serio?]

     

    [rockstarmode: ¡Por supuesto! Aún sin verte siento que siempre te he conocido, y te has convertido en una persona muy especial para mí. Tal vez no puedo decir que estoy enamorado, pero te aseguro que me gustas, y mucho.]

     

    [silencedraw: Tú también me gustas. Y no sabes cuan feliz me hacen sentir tus palabras, Alexy.]

     

    [rockstarmode: Espera, ¿cómo sabes que me llamo Alexy?]

     

    [silencedraw: Creo que es hora de decirte la verdad. Sé que te llamas Alexy, porque yo también estudio en Sweet Amoris.]

     

    [rockstarmode: ¿Qué? ¿Porqué no me lo habías dicho?]

     

    [silencedraw: Bueno, es que no quería que lo supieras tan pronto. Y la realidad es que siempre me has gustado, desde que llegaste al instituto. Quería encontrar una oportunidad para que me conocieras mejor, y cuando escuché por casualidad que habías entrado a esta página de chat, lo intenté. No me arrepiento de haberlo hecho. ¿Estás molesto conmigo?]

     

    [rockstarmode: ¿Porqué lo estaría? ¡Es la mejor noticia del día! Eso quiere decir que estamos más cerca de lo que pensé y podemos salir juntos.]

     

    [silencedraw: No vamos a conocernos.]

     

    [rockstarmode: ¿Pero qué dices? Tú me gustas y yo te gusto. ¿Cuál es el problema?]

     

    [silencedraw: El problema soy yo. Cuando me conozcas en persona, sé que estarás decepcionado.]

     

    [rockstarmode: No digas tonterías. ¿Cómo podría decepcionarme de ti?]

     

    [silencedraw: No lo entenderías, Alexy. Me gustas desde hace mucho tiempo, pero soy el tipo de persona del que jamás te enamorarías. Por favor, olvida todo. Adiós.]

     

    [silencedraw se ha desconectado]

     

    [rockstarmode: NO TE VAYAS.]

     

    [rockstarmode: RESPONDE. POR FAVOR.]

     

    °°°°°

    — Bueno, éstas son las fichas de todos los alumnos de Sweet Amoris. Tenemos que agradecer a Nath por esto —dijo Sucrette, colocando las dos pilas de papeles frente a ellos. La idea de revisar cada una de la papelería del alumnado para encontrar al amigo de Alexy se antojaba cansada.

     

    — ¿Cómo has conseguido que te las diera? —preguntó Alexy incrédulo.

     

    — Simplemente le expliqué la situación —se rió ante el cara asustada de Alexy—. No te preocupes, no le dije que se trataba de ti.

     

    — Bien, bien. Menos blah, blah, blah y pongamos manos a la obra. ¡Encontraremos a ese pequeño desgraciado! —Rosalya se tronó los dedos con la cara de un asesino a sueldo.

     

    Alexy y Sucrette se estremecieron y miraron el uno a la otra. Sabían que esto era completamente ilegal, según las normas del instituto, y no querían meterse en problemas; pero cuando Rosalya tenía una idea, no había quien le llevara la contra. Además, no se les ocurría nada mejor.

     

    — Y dime, ¿qué tipo de persona estamos buscando? —le preguntó Sucrette a Alexy.

     

    — Bueno, un chico que mide 1.58. Deberíamos empezar con eso —le respondió él, y separó la pila de fichas del sexo femenino—. Y no necesitaremos éstas.

     

    Los tres empezaron a leer una por una las fichas de los alumnos del sexo masculino del instituto. Pero, lamentablemente, Sweet Amoris era un instituto grande y famoso, por lo tanto la cantidad de alumnos no era poca cosa. Llevaban cerca de media hora pasando papeles, cuando Rosalya se puso de pie.

     

    — ¡Esto es desesperante! Voy por unas bebidas y ya vuelvo —sus compañeros asintieron, suspirando con cansancio.

     

    — Oye, Alexy.

     

    — ¿Uh?

     

    — ¿Qué harás cuando lo encuentres? Considerando lo que él mismo te dijo, debe ser alguien muy extraño. ¿Qué harás si no es como lo esperas?

     

    Alexy miró a Sucrette por unos instantes y después volteó al techo con las manos en la nuca.

     

    — Yo... no estoy seguro. Cuando intentó darme sus razones, no entendía; me sentí realmente molesto y triste. Pero después de pensarlo, me di cuenta que allá afuera hay alguien que de verdad se interesa en mí por lo que soy, alguien especial que corresponde mis sentimientos. Tú lo dijiste, Su; debo aprovechar todas las oportunidades, y no quiero perder ésta, por pequeña que sea —la miró con una sonrisa brillante—. Tal vez no sea lo que yo espero, pero quiero comprobarlo por mí mismo.

     

    Sucrette no sabía que decir, estaba conmovida y al borde de las lágrimas; nunca había escuchado palabras tan resueltas de su amigo. Se enjugó las lágrimas con el firme deseo de ayudarlo, pasara lo que pasara.

     

    — ¡Ya volví! Y traigo bocadillos —anunció Rosalya con voz cantarina.

     

    — ¡Genial! ¡No he comido desde el almuerzo! —Alexy tomó unos cuantos y empezó a comer mientras tomaba la siguiente ficha.

     

    Media hora más tarde ya habían terminado de revisar todas las fichas de los chicos de instituto y, extrañamente, ninguno medía 1.58; así de simple, nadie.

     

    — Alexy, no hay más fichas. ¿Seguro que es la estatura correcta?

     

    — ¡Claro! ¡Eso decía en su perfil! —el chico seguía buscando entre los papeles—. Tal vez nos faltó alguno...

     

    — ¿Qué clase de estatura es esa? ¡Sólo una chica sería tan bajita! Y ni siquiera Su es tan baja.

     

    — ¡Rosa! —reclamó molesta la mencionada.

     

    — Bueno, tú me entiendes —hizo un gesto de la mano, como minimizando el comentario—. El punto es, que en todo el instituto no hay nadie más bajo que Sucrette, excepto tal vez- —Rosa se interrumpió de golpe, como si cayera en la cuenta de algo importante, de lo cual Alexy no se dio cuenta, pero Sucrette sí.

     

    Ésta entendió con una sola mirada lo que insinuaba y empezó a buscar desesperada entre los papeles de las chicas; cuando encontró la ficha indicada la leyó rápidamente y continuación miró a su amiga con evidente sorpresa. Asintió lentamente y se giró hacia su amigo.

     

    — Alexy...

     

    — ¿Sí? —contestó Alexy, distraído por leer los papeles.

     

    — Escucha esto: "Estatura: 1.58m"

     

    Ante eso Alexy levantó la vista, mucho más interesado. Su amiga siguió leyendo.

     

    — "El alumno posee un carácter tímido y callado."

     

    — ¡Si! ¡Así es él! Pero, ¿no dice nada de su familia?

     

    — Dice el registro que su madre falleció hace tiempo y ahora vive sólo con su padre.

     

    — ¡Eso fue lo que me contó! También dijo que le gusta dibujar y está inscrito en el club plástico. ¿No hay algo allí por el estilo? —Alexy se veía cada vez más esperanzado.

     

    — Sí: "El alumno participa regularmente en el club plástico. Ha demostrado grandes talentos en el dibujo."

     

    — ¡Eso es! ¡Lo hemos encontrado! —se levantó del asiento totalmente emocionado—. Dime, ¿cómo se llama?

     

    Sucrette miró a Rosalya y esta preguntó con voz seria:

     

    — Alexy, ¿de verdad no sabes quién es?

     

    Él la miró sin entender.

     

    — Por supuesto que no, por eso quiero saber —tomó el papel de las manos de su amiga y lo leyó, unos segundos después sus manos temblorosas dejaron caer la hoja—. No.. Tiene que ser un error.

     

    — Alexy...

     

    El chico salió corriendo del aula, ignorando los gritos de ambas. Sus pasos sabían a dónde dirigirse, mientras su mente recordaba sus conversaciones.

     

    [silencedraw: Desde que mi madre falleció, papá ha cuidado bien de mí.]

     

    [silencedraw: ¿Mi pasatiempo favorito? Pues me encanta dibujar.]

     

    [silencedraw: Bueno, ¿sabes? Se me hace difícil hablar con las personas. Podría decir que soy una persona muy tímida y callada.]

     

    [silencedraw: Perdona, estaba en el club plástico y el tiempo se me pasó volando.]

     

    [silencedraw: ¿No lo entiendes Alexy? Me gustas desde hace mucho tiempo, pero soy el tipo de persona del que jamás te enamorarías.]

    Sí, ahora lo entendía.

     

    Llegó jadeando al club de jardinería y vio a la pequeña figura sentada en un banco, quien se levantó sorprendida al verlo llegar; Alexy se detuvo a unos cuantos pasos.

     

    — Tú... Tú eres...

     

    Silencedraw, cuyo verdadero nombre era Violeta, bajó la mirada con una sonrisa triste.

     

    — Hola, amigo. Rockstarmode.




Denunciar

Dejar Review como: Invitado o Iniciar Sesión



Este capítulo no tiene reviews aún.