Fanficker's | Encaje Gris
Fanficker's
Porque tú haces la historia
logo
Índice de capítulos
    Fanfic:

    Encaje Gris

  • Título del capítulo: Ese verde que en tus ojos hay
  • Fecha de publicación: 03/07/2020
  • Lecturas: 12
    Ver reviews.



  • Estaba cerca de mi antigua escuela, era temprano, pero había quedado con Luffy de ir por él los viernes y así, probar juntos los buffet de la ciudad. El buffet al que teníamos planeado ir, prometía ser barato y delicioso. Me desvié un poco al ver una promoción de sushi en el camino, no pude evitarlo y compré un poco. Me senté a comer en una banca y….

     

    Abrí mis ojos sintiendo algo sobre mi boca, traté de limpiarme con una de mis manos descubriendo que estaba embarrado arroz, en algún momento me había quedado dormido. Revisé la hora, afortunadamente aún estaba a tiempo de llegar por mi hermano.

     

    Caminé hasta llegar a aquel edificio, sonreí, estaba tal y cual lo recordaba. Me senté afuera y…

    Cuando abrí mis ojos, la vista de una chica permanecía en mí.

     

    -¿Estás bien? –me preguntó.

    -Sí –le sonreí-. Gracias.

    -¿Seguro? Hoy no parece ser un buen día…-volteó al cielo unos instantes.

    -¿Tú estas bien? -le sonreí, ella parecía un poco triste.

    -Estoy algo preocupada. Mi amiga Deiji no ha venido hoy a la escuela. Espero se encuentre bien.

    -Quizá influya un poco el clima -dije intentando tranquilizarla.

    -Sí.

     

    Dejamos de hablar y me acomodé un poco más en el piso. Cerré mis ojos, Luffy aún no salía.

     

    -Hola preciosa –escuché, era obvio que no se dirigía a mi, así que me limité a moverme un poco.

    -Ho-hola -sonaba temerosa.

    -¿No te gustaría ir a dar una vuelta conmigo?

    -Yo…

    -Vamos nena, así podemos conocernos un poco más.

    -Estoy esperando a una amiga, gracias.

    -Déjala y ven conmigo.

    -No, gracias -ahora sonaba un poco más firme.

    -Vamos muñeca, te aseguro que vamos a divertirnos.

    -En verdad, yo…

    -Cariño, no te haré algo que no quieras… no por ahora –escuché eso, su tono era algo lascivo así que no me resistí, abrí los ojos y me puse en pie.

     

    Ese sujeto de ojos morados estaba acorralándola poco a poco. Sujeté a la chica del hombro y la alejé de él, interponiendo mi brazo entre ellos.

     

    -¿No escuchaste que no quiere ir? -me molestaba. Jamás había soportado a esos sujetos que creían poder hacer lo que quisieran con las chicas.

    -¿Y tú quién eres cabrón? -estaba muy disgustado.

    -Eso no te importa, ahora vete -alejé a la chica un poco más, interponiéndome.

     

    Sonrió arrogante.

     

    -Aunque creas que podrás conmigo por ser un poco más alto, estás muy equivocado idiota –dijo y adoptó una posición extraña. Vi como buscaba algo en su bolsillo, cuando sacó un celular-. ¿Qué quieres cabrón? Estoy por joder a un imbécil.

     

    Suspiré, giré y tomé a la chica del brazo, separándonos un poco.

     

    -Gracias –me dijo ella sonriente-. ¿podrías decirme tu nombre?

    -Ace.

    -Yo soy Akarui- hizo una pausa-. ¿Esperas también a alguien?

    -Sí, vine por mi hermano menor.

    -¿Luffy es tu hermano? –dijo impresionada, pero el que de verdad estaba sorprendido era yo, no creía que se conocieran.

    -Sí –dije entre risas. - ¿Cómo lo supiste?

    -Luffy siempre nos habla sobre sus hermanos y hoy nos contó de sus planes. Además, no es como que muchos de nuestros compañeros tengan hermanos tan atentos –sonrió.

    -¿Atentos? -sonreí divertido, jamás me habían nombrado así.

    -Luffy es un despistado, ¡no se parecen en nada!

    -Todos dicen eso, pero la verdad es que… -fui interrumpido.

    -Tsk –chasqueó la lengua aquel tipo acercándose un poco-. Por esta vez te salvaste idiota –dijo dándose la media vuelta y partiendo.

    -Ay –suspiró Akarui.

    -¿Te encuentras bien? -quizás se abría asustado.

    -Sí pero… es sólo que… no puedo negar que era lindo –mencionó con un tono un tanto extraño, como embelesada.

     

    La verdad era que no entendía a las chicas y en especial no a ella. Se me hacía extraño que pudiera pensar que ese patán era “lindo“. Moví la cabeza en negación y me recargué en la pared cerca de la puerta. Observaba los autos pasar cuando su grito captó mi atención.

     

    -¡Midori-chan! –dijo Akarui agitando sus manos. Sonreí, se veía divertida, entonces dirigí mi mirada a lo que ella veía: una chica de cabello largo, castaño, con unos lindos ojos verdes.

     

    Esa linda chica se estaba acercando a nosotros. Akarui la tuvo cerca y la abrazó. Quizá por la distancia tan corta fue que notó mi presencia, viéndome atentamente.

     

    -Midori-chan, él es Ace, acaba de… -no supe que dijo, me perdí en la naturaleza de sus ojos, no pude evitar sonreír. Entonces una melodía me trajo de vuelta: En tu planeta me quedé, fue por un tiempo y nunca fue mi plan… Aquel auto escandaloso se había esfumado. Observé el suelo apenado, no supe cuantos minutos la había visto así, como hechizado.

    -¡ACE! –escuché un grito y levanté mi rostro encontrándome con el de mi hermano.

    -Luffy –le dije y lo llamé con la mano.

    -¡AH! –dijo sorprendido y después sonrió.- Akarui, Midori, ¿qué hacen aquí?

    Akarui rió, conociendo lo despistado que solía ser mi hermano.

    -Yo estaba esperando a Midori y entonces, conocí a tu hermano.

    -¡Entonces vamos todos juntos a comer!- sonrió divertido con la idea.

    -Oye Luffy… –le dije, no sabía por qué, la presencia de la chica me ponía nervioso.

    -No te preocupes Luffy, después iremos a comer juntos, ahora es muy precipitado y ya tenemos planes –dijo la pequeña de anteojos, salvándome de aquella situación.

    -Entonces, me voy con mi hermano- dio media vuelta.

    -Hasta pronto –se despidió de mí Midori, con una linda sonrisa, erizándome la piel.

     

    Caminé con Luffy hasta llegar al buffet. Esperamos unos cuantos minutos hasta poder pasar, el lugar era un poco pequeño a comparación con el exterior, enseguida nos guiaron a una mesa y nos sentamos a comer. No podía creerlo, estaba intranquilo, ansioso, no dejaba de pensar en ella. Al parecer no tenía la jurisdicción para sacar a esa chica de mi cabeza.

     

    -¿Ace? ¿Qué te sucede? -preguntó Luffy después del segundo plato.

    -¿Eh? -en realidad no me había percatado desde hace cuanto tiempo él estaba observándome.

    -¿No planeas comerte eso? –dijo señalando mi plato con su tenedor.

    -Si lo quieres, cómetelo -le sonreí. En realidad, extrañamente no tenía hambre, me encontraba muy distraído.

    -Genial, ¡gracias Ace! –dijo y siguió comiendo.

    Apoyé mi mano sobre mi barbilla y recordé ese momento. Aquella canción…

    -Midori –escapó sin pensar.

    -¿Ella qué? –me respondió Luffy frunciendo el ceño, aún con comida en la boca.

    -¿Es tu compañera?

    -Sí, acaba de llegar… -tragó y seguidamente se metió gran cantidad de comida a la boca-. Es nueva en la escuela –dijo masticando su comida.

    -Ya veo.

     

    Acabamos de comer y nos dirigimos a casa. Llegamos, el viejo aún no llegaba. Subí a mi habitación y me recosté en la cama. No dejaba de pensar en ella. Planee dormir y así recordar aquel momento, para volver a tenerla cerca. Cerré mis ojos y cuando estaba por quedarme dormido, esa canción volvió a sonar: partículas de amor y recuerdos de ti…Sonreí para mi, era bastante obvio lo que me estaba ocurriendo. Afortunadamente era viernes y tenía suficiente tiempo para planear como acercarme a ella.




Denunciar

Dejar Review como: Invitado o Iniciar Sesión



Este capítulo no tiene reviews aún.