Fanficker's | Encaje Gris
Fanficker's
Porque tú haces la historia
logo
Índice de capítulos
    Fanfic:

    Encaje Gris

  • Título del capítulo: Oye cupido
  • Fecha de publicación: 12/07/2020
  • Lecturas: 15
    Ver reviews.



  • Me sentía un poco abrumado. Los últimos días habían sido agotadores, con la llegada del producto final, las reuniones y las firmas se habían hecho cotidianas, esperábamos tener el producto final en una semana, para después comenzar a repartirlo.

    Suspiré y me recargué en la silla, había terminado de revisar los últimos detalles y por fin tendría un poco de tiempo libre. Revisé mi reloj, no era tan tarde como creía, tendría un poco de tiempo para adelantar los oficios y así, poder pasar más tiempo con Sasuke el fin de semana.

    Estaba concentrado en el trabajo cuando el teléfono sonó.

    -Joven Itachi, en la línea está la señorita Numa –mencionó y me sentí algo confundido.

    -Haruka, por favor pasa la llamada.

    -¿Itachi?

    -Hola Umi, dime, ¿qué sucede?

    -¿Acaso no puedo llamarte?

    -No es lo normal, siempre llamas a Shisui, no a mí –le reclamé.

    -Bueno, siempre hay excepciones. Además… -sonaba ansiosa, decía palabras vagas sin mencionarme la verdadera razón de su llamada. Dirigí mi vista, la luz roja del teléfono parpadeaba, indicándome que le devolviese la llamada a Haruka, quizá alguno de los miembros del comité tenía dudas con su contrato.

    -Dime, qué necesitas –le interrumpí.

    -No es eso, es que yo… -

    -Umi, disculpa que sea grosero, pero dime qué necesitas, tengo a alguien esperando a fuera.

    -Ah, disculpa. Sólo quería avisarte sobre la fiesta de fin de mes, pero nos pondremos de acuerdo después. Adiós –colgó. Todo aquello me había parecido demasiado repentino.

    Después de unos minutos la puerta se abrió.

     

    -Disculpa que te distraiga, Umi me pidió que te trajera esto –escuché, aquella voz no podría pertenecer más que a esa persona.

    -Muchas gracias – me puse de pie y sujeté el sobre, enseguida saqué los documentos y los puse sobre el escritorio. Aquellos papeles eran algo viejos.

    -Umi dijo que era algo urgente y que, si no encontraba a Shisui, te los dejara a ti. Siento interrumpir, pero me pidió que fuera personal –mencionó excusándose, si supiera que ella podría visitarme todos los días.

    -Muchas gracias –le sonreí. -Debió ser un poco problemático, lo siento- deseaba que se quedara, hablando de lo que fuese, pero conmigo.

    -No, no, para nada -negó rápidamente-. Le debía una a Umi, así que yo me ofrecí para traer los papeles –dijo y caí en cuenta.

    -¿Entonces Umi te lo pidió? –volví a preguntarle. Ahora entendía que la llamada anterior era para asegurarse de que Dei había llegado. Vaya chica.

    -Yo me ofrecí. Es que, sucedieron varias cosas y… -comenzaba a sonrojarse, seguramente le incomodaba.

    -Ya veo –le interrumpí.

    -Bueno… -sonaba un poco avergonzada, desviaba su mirada constantemente y sus mejillas estaban teñidas de rojo, ella no podía imaginar las ganas que tenía de besarla -. Estás ocupado, así que…

    -No, no te preocupes, la mayoría ya lo revisé –dije. Pensaba en invitarla a tomar algo de la cafetería en agradecimiento como excusa, cuando el maldito teléfono sonó. - ¿Diga?

    -Joven Itachi, tiene una llamada de la señorita Vinsmoke.

    Sentí molestia, por alguna razón Reiju siempre resultaba ser inoportuna e inapropiada.

    -Ahora estoy ocupado –colgué.

    -Creo que… me voy – señaló la puerta y dio un par de pasos.

    -No, espera… - estaba a punto de invitarla, de decirle que fuese conmigo pero

    el teléfono volvió a sonar.

    -Ten un buen día –sonrió y salió.

    Suspiré molesto y levanté el teléfono.

    -Joven Itachi, disculpe pero…

    -Haruka, pasa la llamada.

    -E-enseguida –tartamudeó.

    -¿Itachi? –escuché del otro lado de la línea.

    -Señorita Vinsmoke, en este momento estoy algo ocupado, así que por favor no me llame –colgué y salí.

     

    Llegando al elevador se encontraba mi chica con aquél sujeto. Corrí un par de metros para alcanzarlos.

    -¿Itachi? –dijo mi chica, enarcaba una ceja.

    -Dei, yo voy a acompañarte.

    -No te preocupes, Itachi, yo puedo acompañarla –Marco sonrió impetuoso y sentí mi estómago revolverse.

    -Gracias pero, parecías ocupado y no quiero interrumpir –sonrió ella.

    -No te preocupes, yo…

    -Joven Itachi, tiene una llamada del departamento de electrónicos –me interrumpió Haruka. En ese momento, las puertas del elevador se abrieron.

    -Suerte con el trabajo –sonrió Dei, metiéndose en el elevador.

    -Despídete, yo cuidaré de ella –susurró Marco, mientras yo veía el ascensor partir.

     




Denunciar

Dejar Review como: Invitado o Iniciar Sesión



Este capítulo no tiene reviews aún.